Dale a la lengua

Dale a la lengua. Diario El Propio. Seccion El Consejero. Caracas, 25 de Enero de 2013.

ImagenMe han dicho que si me corto el frenillo de la lengua, haré mejor el sexo oral. Es verdad?

El frenillo sublingual se define como una membrana mucosa situada bajo la lengua. Si dificulta o impide el movimiento normal de ésta, se dice que hay anquiloglosia o frenillo sublingual corto.

El frenillo sublingual se halla en la cara posterior de la lengua. Forma parte la mucosa oral y se halla poco vascularizado e inervado, por lo que si es necesario cortarlo ofrece poca resistencia, apenas sangra y no duele.

El frenillo puede ser flexible o inflexible, de tejido blando o fibroso, largo o corto, lo que influirá en el grado de restricción de los movimientos linguales. Asimismo, el punto de inserción del frenillo en la lengua puede variar considerablemente (posterior o anterior).

Hay cuatro movimientos principales que la lengua de todo ser humano debe realizar:

Extensión: acción de sacar la lengua hasta cubrir la encía inferior con la lengua  y mantenerla en esta postura.

Elevación: acción de alzar la lengua hacia el paladar

Latarelización: la habilidad de mover la lengua a ambos lados de la boca.

Peristaltismo: movimiento ondulante de la lengua que permite llevar la saliva, liquidos y alimentos hacia la faringe para ser deglutidos.

La anquiloglosia puede impedir o restringir estos movimientos y ser responsable asimismo de problemas de tipo social que no por leves dejan de afectar la calidad de vida de quien los sufre: las personas con frenillo corto no pueden hacer cosas tan sencillas como lamer un helado, besar con la lengua o practicar sexo oral a su pareja.

La movilidad de la lengua es de vital importancia para muchos procesos de la vida desde la buena marcha de la lactancia hasta la práctica placentera del sexo oral. Así como posterior a la cirugía del frenillo mejora el habla y la alimentación, también se produce una mejoría notable al momento de realizar el sexo oral.

Hay que evaluar el grado de movilidad de la lengua, incluida la capacidad de la misma para extenderse más allá del labio inferior, elevarse hasta el paladar estando la boca bien abierta y efectuar movimientos transversales de una comisura de la boca a la otra sin necesidad de deformarse (lateralización). Este diagnostico debe ser realizado por un especialista o un cirujano bucal antes de proceder a realizar cualquier intervención.

Imagen

Psic. Yumary Guerra

Psicóloga – Psicoterapeuta de Pareja y Familia

elpuntoguerra@gmail.com @elpuntoGuerra

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s